martes, 20 de enero de 2009


Si un niño vive con tolerancia, aprenderá a ser paciente.

Si un niño vive con aliento, aprenderá a tener confianza.

Si un niño vive entre críticas, aprenderá a condenar.

Si un niño vive entre pleito, aprenderá a pelear.

Si un niño vive en el ridículo, aprenderá a ser tímido.

Si un niño vive con venganza, aprenderá a sentirse culpable.

Si un niño vive con estímul, aprenderá a apreciar.

Si un niño vive con rectitd, aprenderá lo que es justicia.

Si un niño vive con seguridad, aprenderá a tener fe.

Si un niño vive con aprobación, aprenderá a valorarse.

Si un niño vive con amor y amistad, aprenderá a amar, amar, amar...